ULTIMO RECORRIDO Y GUARDADA: 01 DE NOVIEBRE DEL 2016

ULTIMO RECORRIDO Y GUARDADA: 01 DE NOVIEBRE DEL 2016
SIEMPRE A TUS PIES, MI SEÑOR DE LOS MILAGROS

lunes, 19 de octubre de 2009

SEÑOR DE LOS MILAGROS DE TRUJILLO: UNA DEVOCION POPULAR Y LLENA DE FE



Debemos vivir con la paz de Dios, que nos da el estar en gracia él. Busca que tu vida sea el instrumento por el cual Dios construya la paz en nuestro mundo mediante la paz que crece en nuestro corazón cuando oramos y cuando dejamos a Dios obrar con libertad en nuestra vida.

Cuando participo en la Procesión del Señor de los Milagros, experimento una alegría de llevar Paz y esperanza al necesitado de Dios. Cuanta fe y devoción de nuestra población trujillana, conmueve ver tantas necesidades y sufrimiento de las personas que se acercan con el propósito de cambiar sus vidas y reflexionar sobre los errores que cometemos al vivir sin la presencia de Dios.

Cuando estamos en la procesión aprendo que yo no solo puedo servir a Dios, sino es con la colaboración de todos mis hermanos. Veo a mi Hermano Luis Ramírez Arbaiza, llevando el evangelio, las oraciones, el rezo y los cantos en los homenaje que se le rinde al Señor de los Milagros, este hermano es acompañado de otros hermanos que lo apoyan esta labor. Mi hermano Bairo, tratando de poner orden y llevar la soga, que permite que no haya ningún tipo de accidente, este hermano pide de la colaboración de otros hermanos y estos se lo dan con mucha disciplina. El Hermano Jean Carlos, siempre está presto a cuidar y organizar lo mejor para nuestro sagrado lienzo del Señor de los Milagros, también tiene el apoyo de los hermanos que colaboran con el sin cansancio. El Hermano Alberto Cárdenas, se preocupa por los detalles de electricidad y la iluminación del Señor, acompañado de otros hermanos también. El hermano Ahon, es un hermano que impone la disciplina al interior de nuestra organización, es un hermano que predica con el ejemplo, una gran virtud que nos hace falta a todos. Hay muchos hermanos que destacan por su entrega al Servicio del Señor de los Milagros de Trujillo, yo solo soy un simple espectador de lo que sucede en mi organización.

La devoción del Señor de los Milagros de Trujillo simplemente nos recuerda su grata presencia entre nosotros, que sabemos bien que está en el cielo. Es fuente de inspiración para nuestras oraciones, pues el hombre necesita de elementos físicos, para relacionarse adecuadamente. Esto no excluye que Dios pueda darle a algunos objetos la "capacidad" de obrar prodigios en su nombre ya que hasta la misma "sombra de San Pedro era capaz de curar enfermos" Por ello no despreciemos el tener imágenes en nuestras casas, ni de darles la veneración que ellas merecen como instrumentos de Dios para nuestra vida espiritual.

Yo me hago una pregunta en mi interior, y me digo quien es el más importante dentro de mi organización y yo me respondo Todos. Solo no podemos llegar a ningún lugar y peor si carecemos de amor al prójimo. Esperemos que Dios nos otorgue la humildad de no creernos que lo sabemos todo y que lo podemos todo. Del hermano más pobre y sencillo, Dios nos transmite un mensaje y debemos estar prestos para escucharlo y aprender lo que nos quiere comunicar. Dios mío solo te pido que me enseñes a mirar como tu miras y amar como tu amas.

Gracias mi Señor de los Milagros de Trujillo.
Tu devoto: Abel Guillermo Campos Elescano
TRUJILLO, 19 DE OCTUBRE DEL 2009.

1 comentario:

  1. Comparto muchas de las opiniones de mi hermano Abel Campos, respecto de su fe y su corazon entregado a Dios, hechos que no solamente son palabras bonitas sino signos evidentes de una adecuada conversión.

    Sin embargo, considero que las institucioes (organizaciónes) sean estas de cualquier caracter merecen seguir creciendo, desarrollando sus verdaderos objetivos.

    Es conocido que ninguna organización sin objetivos, puede trascender en el tiempo, por eso es tan importante fijar cuales son los objetivos, las metas y los medios o estrategias sobre lasq ue se vaa sustentar nuestra organización.

    Nuestra organización.- sino tiene claridad en sus objetivos, o no se cumple los programado o lo establecido va camino a un fracaso, talvez soy duro con esta opinion, pero lo hago porque la experiencia me ha enseñado de que las instituciones sin bases organizativas solidas nunca destacan.

    POr eso creo que es necesario que una de esas columnas debe ser el verdadero amor a Cristo, pero considero que ademas una buena organización y administracion de los recursos, pueden llevarnos a triunfar en nuestros objetivos.

    Discrepo con muchos que consideran que es suficiente el amor a Cristo para que una isntitucion religiosa camine, si esto fuera asi, te imaginas como funcionaria la Iglesia Catolica, o los hermanos de las Bodas de Cana, o las Hermandades del Señor de los Milagros? por eso insistimos que es nuestra responsabilidad como catolicos defender nuestra fe, y defender sobretodo el orden en una institución, sin llegar a extremos que por supuesto son en demasia dañinos tambien.

    Guillermo Llanos Villa

    ResponderEliminar