ULTIMO RECORRIDO Y GUARDADA: 01 DE NOVIEBRE DEL 2016

ULTIMO RECORRIDO Y GUARDADA: 01 DE NOVIEBRE DEL 2016
SIEMPRE A TUS PIES, MI SEÑOR DE LOS MILAGROS

lunes, 30 de noviembre de 2009

Primer Domingo de Adviento (29/11/2009)


Año litúrgico 2009 - 2010 - (Ciclo C)
"Levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación".
Comentario bíblico

Iª Lectura: Jeremías (33,14-15): El Señor es nuestra justicia

I.1. Forma parte esta hermosa lectura de los oráculos de salvación del profeta, oráculos que presentan al pueblo la restauración, oráculos de esperanza (cc. 30-33). Todos estos epígrafes encuentran su equivalencia en esos oráculos que proponían la restauración del reino del Norte, Israel y también para Judá. Quizá no responden a una etapa demasiado concreta de su vida de profeta “quemado” por la palabra de Dios. Pero un profeta no sería verdadero si además de anunciar el “juicio” no se atreviera también con la salvación y la restauración. Jeremías, asimismo, tenía alma y sensibilidad para ello. Un profeta perseguido como él siempre se atreve a ver más allá de lo que los demás ven o experimentan. Es un oráculo que se repite en su obra como podemos cotejar en Jr 23,5-6. El profeta juega con el nombre nuevo que ha de llevar el descendiente de David: “Señor, justicia nuestra” (Yhwh sidquenû), de la misma manera que Isaías 7,14 le pondrá, simbólicamente, al descendente de Acaz, “Dios con nosotros” (Inmanûel), y ya sabemos la trascendencia que ese nombre ha tenido para la teología mesiánica cristiana. Los nombres significan mucho en la Biblia y si son simbólicos con más razón.

I.2. El exhorto del profeta Jeremías reza así: el Señor es nuestra justicia. No es un título, sino el proyecto y el compromiso del Dios de la Alianza, con Israel y con todos los pueblos. Ese es el Dios que se encarna, el que hace justicia. Que es más que dar a cada uno lo que le pertenece. Esa idea de justicia (sdq) es algo pobre para el Dios de Jesucristo. Significa mucho más: Dios levanta al oprimido; hace valer al que no vale, porque a Él todos los seres humanos le importan como hijos; hace abajarse al que se ha levantado hasta las nubes sin valer, apoyándose en un poder que no le pertenece. Ese proyecto y ese compromiso divino, sin embargo, no se impone por la fuerza, como hacen los poderosos de este mundo con sus estrategias, sino que se nos llama en el Adviento a considerarlo como una espera y esperanza para convertirnos a El. Así podemos precisar el primer paso del Adviento: la conversión al Dios de una justicia prodigiosa. Y la conversión es mucho mas que hacer penitencia; es un cambio de mentalidad, un cambio de rumbo en nuestra existencia, un cambio de valores. Porque cuando se cambian los valores de nuestra vida, transformamos nuestra forma de ser, de vivir y de actuar.
IIª Lectura: Iª Tesalonicenses (3,12-4,2): La dedicación a lo divino

II.1. Esta es una invocación de Pablo, urgido y urgiendo a la comunidad para preparase a la pronta “venida del Señor”. Hoy día no cabe duda que Pablo pensó ver este momento con sus ojos. Como la mayoría de los primeros cristianos pensaba que la “parusía”, la presencia efectiva del Señor resucitado estaba a punto de llegar. Después fue cambiando poco a poco esa mentalidad influida por un perfil apocalíptico por una visión histórica más concorde con la realidad de “transformar” el mundo y “transformarse” personalmente a imagen de Cristo, por medio del amor y de la muerte. Eso es lo que se infiere del final de esta invocación que habla de la “manifestación (parousía) de nuestro Señor Jesucristo”. Después Pablo llegaría a la conclusión personal de que esa experiencia de la manifestación había que vivirla personalmente en el momento de la muerte (cf 2Cor 4,7-15; Flp 3,7-11).

II.2. En todo caso ¿qué expone como punto práctico?: pues una disposición que hay que tener para el día del encuentro del Señor (también expresado en lenguaje apocalíptico): un amor más grande a todos los hombres, porque esa es la forma de progresar en la santidad. Muchas veces nos preguntamos qué es ser santo. Pues aquí encontramos una buena respuesta: es vivir amando siempre, cada vez más, sin excepción, como Dios mismo hace. Por eso se le define a Él como el Santo: porque no excluye a nadie de su amor. Sin duda que el Apóstol nos habla de algo inconmensurable, utópico: ¡cuando amemos a todos los hombres! Así es la respuesta, la conversión, al Dios de la justicia, al Dios de la encarnación, al Dios de la Navidad, para lo que nos prepara el Adviento. ¿Cómo podemos, pues, vivir dedicados a Dios? Amando a todos los hombres. Esa es la dedicación del cristiano a lo divino.
Evangelio: Lucas (21,25-28.34-36): Se acerca nuestra liberación

III.1. Todos los años comenzamos el nuevo ciclo litúrgico con el Adviento, que es presencia y es llegada. Es una presencia de siempre y constantemente renovada, porque nos preparamos para celebrar el misterio del Dios que se encarna en la grandeza de nuestra miseria humana. En el Primer Domingo de Adviento, "Ciclo C" del año litúrgico, que estará apoyado fundamentalmente en el evangelio de Lucas, se ofrece un mensaje lleno de fuerza, una llamada a la esperanza, que es lo propio del Adviento: Levantad vuestras cabezas porque se acerca vuestra liberación. Esa es la clave de la lectura evangélica del día. No son los signos apocalípticos los que deben impresionar, sino el mensaje de lo que se nos propone como oferta de parte de Dios. Los signos apocalípticos, en este mundo, siempre han ocurrido y siempre estarán ocurriendo.

III.2. Lucas también nos ha trasmitido el discurso apocalíptico en boca de Jesús (c. 21) a semejanza de lo que hace Mc 13. En Lucas comienza con una enseñanza que contrasta con la actitud de algunos que están mirando y contemplando la grandeza del templo (21,5ss). Los vv. 25-28 se centran en la famosa venida (parousía) del Hijo del hombre que ha de arrancar de los cristianos, ¡no pánico!, sino una actitud contraria: ¡levantar la cabeza, porque ese es el momento de la liberación!. Digamos que esta última expresión es lo propia de Lucas ante las palabras que le ha suministrado la tradición apocalíptica sobre la llegada misteriosa del Hijo del hombre. Lucas es muy conciso sobre los signos extraordinarios que acompañarán ese momento. Pero no puede sustraerse totalmente a esos signos. Y especialmente significativo es en Lucas la actitud que se ha de tener ante todo eso: vigilad (agrupneô) con la oración (v.36). Es lo propio de Lucas: la vigilancia que pide es teológica, la que mantiene abiertos los ojos del alma y de la vida. En la obra de Lucas, el talante de oración es la clave de las grandes decisiones de Jesús y de la comunidad. Y este momento que describe es clave en cada historia personal y de toda la humanidad. En definitiva, la llamada a la “vigilancia en la oración” responde muy bien a la visión cristológica del tercer evangelista: eso quiere decir que la conducta del cristiano debe inspirarse más en la esperanza que en el temor. No en vano Lucas se ha cuidado mucho de presentar a Jesús, en este caso sería el mismo Hijo del hombre, más como salvador de todos que como juez de todos.

III.3. A los hombres, continuamente se nos escapan muchas cosas por los "agujeros negros" de nuestro universo personal, pero la esperanza humana y cristiana no se puede escapar por ellos, porque eso se vive en la mismidad de ser humano. Lo apocalíptico, mensaje a veces deprimente, tiene la identidad de la profunda conmoción, pero no es más que la expresión de la situación desamparada del ser humano. Y sólo hay un camino para no caer en ese desamparo inhumano: vigilar, creer y esperar que del evangelio, del mensaje de Jesús, de su Dios y nuestro, nos viene la salvación, la redención, la liberación. Por eso, en la liturgia del Primer Domingo de Adviento se pide y se invoca a la libertad divina para que salga al encuentro del impulso desvalido de nuestra impotencia.

Fray Miguel de Burgos Núñez
Lector y Doctor en Teología. Licenciado en Sagrada Escritura

viernes, 27 de noviembre de 2009

ADVIENTO PARA LOS HIJOS

((HACER CLIC EN LAS IMAGENES PARA VERLOS MEJOR)



((ESTO FUE RECOPILADO PENSANDO EN MIS ALUMNAS Y LOS HIJOS DE MIS HERMANOS))

miércoles, 25 de noviembre de 2009

ADVIENTO: LA CELEBRACIÓN FAMILIAR






¿Qué es el Adviento?
El Adviento prepara la Navidad. “Adventum” en latín, significa llegada, arribo, advenimiento. El tiempo de Adviento Cristiano tiene una doble característica:



- Es el tiempo de preparación a la solemnidad de la Navidad, recordamos la primera venida del Hijo de Dios quien, “puso su morada entre nosotros”.


- Es tiempo de alegre espera de la venida gloriosa y solemne de Cristo quien hará su aparición definitiva en el mundo al final de los tiempos.

Es un tiempo de gracia, en el que la Iglesia nos invita a preparar y celebrar la venida del Señor... ¿Cómo? Desde luego con la conversión del corazón, pero también con el gozo, la esperanza, la oración, la desición de salir al encuentro del Señor que viene. El Adviento nos ofrece la oportunidad de hacer un alto en nuestras vidas cada año y compartir algo especial en familia cada semana y así prepararnos para que Cristo nazca en nuestros hogares, en nuestros corazones.

La Familia... ¡se prepara para la Navidad!
Adviento, también es un tiempo favorable para que las familias cristianas vivan la unidad a la que el Señor las ha llamado. La “Corona de Adviento”, es un símbolo que usa la Iglesia para expresar la espera del tiempo previo a la Navidad. La corona es un signo de esperanza, que la luz y la vida de Dios triunfan sobre las tinieblas y que el Hijo de Dios se hace hombre por nosotros y por nuestra salvación. El círculo nos recuerda que la vida y el amor de Dios son eternos. Dios no tiene principio ni fin, siempre fue, es y será.

Las 4 velas que se van encendiendo progresivamente conforme las 4 semanas de este tiempo, significan la luz de Cristo que vence a las tinieblas del pecado, y que al venir al mundo ilumina nuestros corazones, nuestra vida y nuestro hogar. La quinta vela, que se pone al centro de la corona la noche de navidad simboliza la luz de Jesús que, con su nacimiento, viene a iluminar la vida de toda la creación.

Primera Semana de Adviento
Sobre la mesa del comedor o de la sala se coloca una vela. Se reúnen los miembros de la familia el domingo, uno de ellos preside la celebración.

Oración inicial: Padre, rico en misericordia, cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo, no permitas que lo impidan las cosas de este mundo; guíanos hasta El con sabiduría divina, para que podamos participar plenamente de su vida. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.
Lectura: otro miembro de la familia enciende la vela y lee: Mc 13,33-37

Estén preparados y vigilando, porque no saben cuándo llegará ese momento. Cuando un hombre va al extranjero y deja su casa, entrega responsabilidades a sus sirvientes, cada cual recibe su tarea, y al portero le exige que esté vigilante. Lo mismo ustedes: estén vigilantes, porque no saben cuándo regresará el dueño de casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o de madrugada; no sea que llegue de repente y los encuentre dormidos. Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: Estén despiertos. Palabra de Dios. Todos: Te alabamos Señor.
El que guste puede hacer un breve comentario de la lectura y sugiere algún propósito familiar para la semana.

Peticiones: Hacen algunas peticiones por las necesidades de la familia “Iglesia” y la familia “hogar”. El que preside la reunión toma un pan, lo parte y comparte con cada uno de los asistentes.

Oración final: Padre Nuestro, Ave María y Gloria. (Al terminar se apaga la vela).

Segunda Semana de Adviento
Los profetas mantenían la esperanza de Israel. Nosotros como símbolo, encenderemos dos velas.

Oración inicial: El viejo tronco está rebrotando, florece el desierto. La humanidad entera se estremece porque Dios se ha sembrado en nuestra carne. Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes, para que florezca, para que nazcas y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza. ¡Ven pronto, Señor, ven, Salvador!

Lectura: Escuchar la palabra de Dios. Puede escoger una de las lecturas del día: Is 40,1-5.9-11; Sal 84; 2 Pe 3, 8-14; Mc 1, 1-8. Pueden comentar el texto leído.

Peticiones:
· Para que no perdamos la cabeza en los sufrimientos y dificultades, y en lugar de rebelarnos o deprimirnos, sepamos confiar y acudir prontamente a Ti.
· Para que a los enfermos, a los presos, a los pobres, a los niños sin hogar y a los familiares que no celebran la Navidad con nosotros este año, les llegue, a través de nosotros, algún signo de tu presencia y de tu afecto.
· Peticiones espontáneas.

Oración final: Padre Nuestro.

Tercera Semana de Adviento

Oración inicial: En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz. Se anuncia la buena noticia: El Señor va a llegar. Preparad sus caminos porque ya se acerca. Adornad vuestra alma como una novia se engalana el día de su boda. Ya llega el mensajero. Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz. Cuando encendemos estas tres velas, cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brille, llama para que calientes. ¡Ven Señor a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

Lectura: Escuchar la palabra de Dios. Puede escoger una de las lecturas del día: Is 61, 1-2ª.10-11; Sal Lc 1, 46-50.53-54; 1 Tes 5, 16-24; Jn 1 6-8.19-28. Pueden comentar el texto leído.

Peticiones:
· Para comprender que no se necesita mucho dinero para tener una Navidad feliz, como nos repite la propaganda, sino mucho amor, como nos enseñan Juan Bautista y tu madre María.
· Para comprender que sólo si creemos en tu amor tendremos la felicidad de verlo nacer entre nosotros.
· Peticiones espontáneas.

Oración final: Padre Nuestro

Cuarta Semana de Adviento
Oración inicial: Al encender estas cuatro velas, en el último domingo, pensamos en ella, la Virgen tu madre y nuestra madre. Nadie te esperó con más ansias, con más ternura, con más amor. Nadie te recibió con más alegría. Te sembraste en ella como el grano de trigo se siembra en el surco. En sus brazos encontraste la cuna más hermosa. También nosotros queremos prepararnos así: en la fe, en el amor y en el trabajo de cada día. ¡Ven pronto Señor, ven a salvarnos!

Lectura: Escuchar la palabra de Dios. Puede escoger una de las lecturas del día: 2 Sam 7,1-5.8b-12.14ª.16; Sal 88; Rm 16 25-27; Lc 1, 26-38. Pueden comentar el texto leído.

Peticiones:
· Para que, como María estemos siempre dispuestos a escucharte y a decirte “SI”.
· Para que esté entre nosotros, como en ella, tu Espiritú, a fin de que también en nosotros y en nuestros hogares nazca y crezca Jesús.
· Peticiones espontáneas

Oración final: Padre Nuestro
24 de Diciembre – Vigilia de Navidad
Antes de la cena de la Nochebuena, prenderán las cinco velas. Se lee el Evangelio de San Lucas 1, 67-79. Tomados de la mano rezan el Padre Nuestro y se dan mutuamente el saludo navideño de la Paz.

Oración para la Cena de Navidad

Papá: Señor, queremos agradecerte por la vida, por el trabajo, por la salud y por permitirnos hoy, esta noche de amor, celebrar juntos tu venida a este mundo.

Mamá: Te agradecemos, Señor, por nuestra familia, por el amor que nos une, por hacerte presente en nuestras vidas.

Hijo: Señor, te agradezco por los padres que me has dado, por el calor de este hogar, por concedernos el pan de cada día.

Papá: Queremos pedirte, Señor, que bendigas estos alimentos que por tu bondad vamos a tomar, que fortalezcas los lazos de amor entre nosotros y que ese amor lo sepamos compartir con nuestros hermanos, especialmente los más necesitados. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Todos: TE LO PEDIMOS SEÑOR.

Mamá: Señor, hoy que congregas a todas las familias del mundo en torno a Ti, ilumínanos para comprender tus designios y ayúdanos a formar auténticas familias cristianas, abiertas a nuestra comunidad. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Todos: TE LO PEDIMOS SEÑOR.

Hija: Señor, enseñanos a entender el verdadero sentido de la Navidad: que Cristo, al hacerse uno de nosotros, se donó a sí mismo a los hombres. Que aprendamos de EL y hagamos de nuestra vida una entrega sin reservas a los demás. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Todos: TE LO PEDIMOS SEÑOR. SEÑOR JESUS, DA PAN A LOS QUE TIENEN HAMBRE, Y HAMBRE DE TI A LOS QUE TIENEN PAN. AMEN

lunes, 16 de noviembre de 2009

Primera Expo Católica en Iglesia trujillana

En el marco de las actividades por la Gran Misión Arquidiocesana y en el aniversario del lanzamiento de la Misión Continental en nuestra Jurisdicción Eclesiástica, la Arquidiócesis de Trujillo ha programado la Primera Expo Católica para el domingo 22 de noviembre, desde las 9:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, en la Plaza de Armas de nuestra ciudad.

El evento tiene por finalidad presentar a través de materiales, recursos y estrategias en la acción evangelizadora a nuestra Iglesia Arquidiocesana. De igual forma, presentar las últimas novedades a nivel Bíblico, Teológico, Pastoral, Educativo, Litúrgico y Social de la Iglesia.

“Quienes asistan no sólo podrán compartir, sino conocer experiencias de fe adquiridas en nuestra comunidad eclesial en la misión evangelizadora que Jesús nos encomendó como discípulos y misioneros”, refirió el Vicario Pastoral de la Arquidiócesis, Mons. Francisco Moreno Rejón.Además, agregó que además de ser una feria de estrategias evangelizadoras, se presentará un espacio gastronómico para todos los fieles que deseen degustar una variedad de exquisitos platos típicos.
Esta convocatoria está dirigida a parroquias, Departamentos, Movimiento, Instituciones Educativas, Universidad Católica de Trujillo (UCT), Departamentos de Pastoral Universitaria y Vocacional.

Fiesta de Cristo Rey (22 de Noviembre)


ÚLTIMO DOMINGO DEL AÑO LITURGICO:

Cristo es el Rey del universo y de cada uno de nosotros.Es una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico, porque celebramos que Cristo es el Rey del universo. Su Reino es el Reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz.

Un poco de historia

La fiesta de Cristo Rey fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925. El Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de la Iglesia es Cristo Rey.

Posteriormente se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido. Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres.

Con la fiesta de Cristo Rey se concluye el año litúrgico. Esta fiesta tiene un sentido escatológico pues celebramos a Cristo como Rey de todo el universo. Sabemos que el Reino de Cristo ya ha comenzado, pues se hizo presente en la tierra a partir de su venida al mundo hace casi dos mil años, pero Cristo no reinará definitivamente sobre todos los hombres hasta que vuelva al mundo con toda su gloria al final de los tiempos, en la Parusía.

Si quieres conocer lo que Jesús nos anticipó de ese gran día, puedes leer el Evangelio de Mateo 25,31-46.

En la fiesta de Cristo Rey celebramos que Cristo puede empezar a reinar en nuestros corazones en el momento en que nosotros se lo permitamos, y así el Reino de Dios puede hacerse presente en nuestra vida. De esta forma vamos instaurando desde ahora el Reino de Cristo en nosotros mismos y en nuestros hogares, empresas y ambiente.Jesús nos habla de las características de su Reino a través de varias parábolas en el capítulo 13 de Mateo:

“es semejante a un grano de mostaza que uno toma y arroja en su huerto y crece y se convierte en un árbol, y las aves del cielo anidan en sus ramas”;

“es semejante al fermento que una mujer toma y echa en tres medidas de harina hasta que fermenta toda”;

“es semejante a un tesoro escondido en un campo, que quien lo encuentra lo oculta, y lleno de alegría, va, vende cuanto tiene y compra aquel campo”;

“es semejante a un mercader que busca perlas preciosas, y hallando una de gran precio, va, vende todo cuanto tiene y la compra”.
En ellas, Jesús nos hace ver claramente que vale la pena buscarlo y encontrarlo, que vivir el Reino de Dios vale más que todos los tesoros de la tierra y que su crecimiento será discreto, sin que nadie sepa cómo ni cuándo, pero eficaz.

La Iglesia tiene el encargo de predicar y extender el reinado de Jesucristo entre los hombres. Su predicación y extensión debe ser el centro de nuestro afán vida como miembros de la Iglesia. Se trata de lograr que Jesucristo reine en el corazón de los hombres, en el seno de los hogares, en las sociedades y en los pueblos. Con esto conseguiremos alcanzar un mundo nuevo en el que reine el amor, la paz y la justicia y la salvación eterna de todos los hombres.

Para lograr que Jesús reine en nuestra vida, en primer lugar debemos conocer a Cristo. La lectura y reflexión del Evangelio, la oración personal y los sacramentos son medios para conocerlo y de los que se reciben gracias que van abriendo nuestros corazones a su amor. Se trata de conocer a Cristo de una manera experiencial y no sólo teológica.

Acerquémonos a la Eucaristía, Dios mismo, para recibir de su abundancia. Oremos con profundidad escuchando a Cristo que nos habla. Al conocer a Cristo empezaremos a amarlo de manera espontánea, porque Él es toda bondad. Y cuando uno está enamorado se le nota.El tercer paso es imitar a Jesucristo. El amor nos llevará casi sin darnos cuenta a pensar como Cristo, querer como Cristo y a sentir como Cristo, viviendo una vida de verdadera caridad y autenticidad cristiana.

Cuando imitamos a Cristo conociéndolo y amándolo, entonces podemos experimentar que el Reino de Cristo ha comenzado para nosotros. Por último, vendrá el compromiso apostólico que consiste en llevar nuestro amor a la acción de extender el Reino de Cristo a todas las almas mediante obras concretas de apostolado. No nos podremos detener. Nuestro amor comenzará a desbordarse.Dedicar nuestra vida a la extensión del Reino de Cristo en la tierra es lo mejor que podemos hacer, pues Cristo nos premiará con una alegría y una paz profundas e imperturbables en todas las circunstancias de la vida.

A lo largo de la historia hay innumerables testimonios de cristianos que han dado la vida por Cristo como el Rey de sus vidas. Un ejemplo son los mártires de la guerra cristera en México en los años 20’s, quienes por defender su fe, fueron perseguidos y todos ellos murieron gritando “¡Viva Cristo Rey!”.

La fiesta de Cristo Rey, al finalizar el año litúrgico es una oportunidad de imitar a estos mártires promulgando públicamente que Cristo es el Rey de nuestras vidas, el Rey de reyes, el Principio y el Fin de todo el Universo.
Autor: Tere Fernández Fuente: Catholic.net

sábado, 14 de noviembre de 2009

FIESTAS PATRONALES 2009-SOLEMNE NOVENARIO

La Comunidad Dominicana y la Hermandad de San Martin de Porres de la Parroquia San Pedro Mártir- Templo Santo Domingo de Trujillo, se complace en invitar a usted y familia a todos los actos religiosos que se realizarán dedicados a la veneración y culto en la honor a ”Fray Martin de la Caridad”

SOLEMNE NOVENARIO del 19 al 27 de Noviembre del 2009.
6:30 pm Santo Rosario a cargo de Grupos Religiosos
7:30 pm Misa de Novena y Predicación alusivo al Santo Patrón.

Viernes 27 de Noviembre del 2009.
8:30 pm Gran Rifa Martiniano en la Casa Hogar.
9:30 pm Retreta y quema de Fuegos Artificiales.

DIA CENTRAL: SÁBADO 28 DE NOVIEMBRE DEL 2009.
4:00 PM SOLEMNE MISA DE FIESTA CELEBRADA AL SANTO PATRÓN.
5:00 PM APOTEOSICA PROCESION DE HUMILDAD, CARIDAD, PENITENCIA Y GRATITUD.

SALIDA DE SU TEMPLO SANTO DOMINGO, RECORRIENDO Y BENDICIENDO LAS CALLES BOLOGNESI, BOLIVAR, GAMARRA, INDEPENDENCIA, BOLOGNESI E INGRESANDO A SU TEMPLO.

SABADO 05 DE DICIEMBRE DEL 2009:
9.00 AM DESAYUNO MARTINIANO, A LOS NIÑOS Y ANCIANOS EN LA CASA HOGAR.

MIERCOLES 09 DE DICIEMBRE DEL 2009.
9:00 AM ENTREGA DE AJUARES A LOS RECIEN NACIDOS EN LA MATERNIDAD DEL HOSPITAL BELEN.
11:30 AM VISITA Y ENTREGA DE UTILES DE ASEO AL ASILO DE ANCIANOS.
6:30 PM SANTO ROSARIO.
7:00 PM. MISA DE ONOMASTICO POR 430 AÑOS DE SAN MARTIN DE PORRES.

FUENTE: PROGRAMA DE FIESTAS PATRONALES 2009

miércoles, 11 de noviembre de 2009

HERMANDAD FEMENINA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS DE TRUJILLO

LA

HERMANDAD FEMENINA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS DE TRUJILLO, FUE FUNDADA UN 11 DE OCTUBRE DE 1932. SU ACTUAL PRESIDENTA ES LA SEÑORA MARCELA ARIAS, INIVITA A PERTENERCER A LA HERMANDAD EN LA RAMA FEMENINA. LO PUEDEN HACER EN LA SECRETARIA DEL TEMPLO SANTO DOMINGO O INSCRIBIENDOSE CON ELLA MISMA.

Catholic.net - ¿Apostasías? Dios sigue siempre fiel

Catholic.net - ¿Apostasías? Dios sigue siempre fiel

sábado, 7 de noviembre de 2009

INVITACION A PERTENECER A LA HERMANDAD



SE INVITA A LOS FIELES TRUJILLANOS, A QUE SE INSCRIBAN PARA PERTENECER A LA HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS DE LA CIUDAD DE TRUJILLO, LO PUEDEN HACER EN EL DESPACHO PARROQUIAL DE NUESTRA PARROQUIA "SAN PEDRO MARTIR"(TEMPLO SANTO DOMINGO DE GUZMAN), PARA PODER TENER LA PREPARACIÓN COMO POSTULANTE EN EL SALON PARROQUIAL. TODOS LOS DOMINGOS DE 9:30AM a 10:30 AM.

INSCRIPCIÓN: BOLOGNESI (AL LADO DE LA III REGION DE LA POLICIA NACIONAL)O EL MISMO DIA DOMINGO CON EL HERMANO: LUIS RAMIREZ ARBAIZA (SECRETARIO DE CULTO)

FUENTE: JUNTA DIRECTIVA DE HSMT

jueves, 5 de noviembre de 2009

SEÑOR DE LOS MILAGROS, PERDONA NUESTRA DESLEALTAD



Ser tu devoto Señor, es ser fiel es seguir tus pisadas.
Te estamos fallando Señor, por eso te rogamos:

1. No veas vuestros hogares donde la TV se está encargando de enseñarnos a vivir a tus espaldas.
2. No mires por favor nuestra ingratitud porque no caemos en la cuenta que tu Pasión y Muerte nos da la salvación eterna y en está tu fiesta nos quedamos en la bulla, las velas y el turrón, no nos confesamos, ni perdonamos, ni cambiamos de vida.
3. No te fijes en los despachos judiciales donde abundan las coimas, injusticias, perjurios.
4. Desvía tu mirada de los hospitales y clínicas donde algunos profesionales de la salud comercian con la vida de tus hermanos…
5. Cierra tus oídos Señor a las palabras deshonestas y chistes sucios que contaminan nuestras fiestas en vez de darte gracias por la alegría y bienestar como consecuencia de tus bendiciones.
6. No escuches, ni observes a los que entramos a tus templos y no te adoramos, no conversamos contigo sino que lo llenamos de bullicio inútil e irreverente dando prueba de ausencia de fe en tu Presencia Eucarística.
7. No te detengas en nuestro Congreso done la mayoría de sus inquilinos no asumen la Verdad como opción de vida, y la justicia y bondad huyen de sus escaños al aparecer el soborno y el acomodo, las trampas y el odio.

No tomes como burla las flores que te ofrecen, no es descaro Señor, es somnolencia…
Señor es éste Milagro más grande que nos das a los peruanos: disimulas nuestras rebeldías y clamas al Padre por enésima vez, ¡Padre no saben lo que hacen! ¡Perdónalos!

Hoy de este modesto Blog te imploramos otro milagro, permite que te sintamos como nuestro dueño, que tu señorío nos fascine, nos embelese para una auténtica conversión, entonces seremos tus devotos, tus fieles, tus leales seguidores que “despiertos” anhelemos hacer realidad tu deseo:

“EL AMOR LES AMA Y SE CONVIERTE EN EL AMOR”

FUENTE: EDELMIRA ROJAS (REVISTA PASA SEÑOR, EDICION 48)

domingo, 1 de noviembre de 2009

CAMPAÑA GRATUITA DE SALUD



ORGANIZA LA HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS DE TRUJILLO, CON EL APOYO DEL HOSPITAL DE ESSALUD DE FLORENCIA DE MORA

DIA: 07 DE NOVIEMBRE DEL 2009.

HORA: 8:00 AM a 4:00 pm.

LUGAR: PARA EXTERNA DEL TEMPLO SANTO DOMINGO (LA CUADRA DOS DE PIZARRO).

LA COMISION DE APOYO DE ASISTENTADO SOCIAL DE LA HERMANDAD, HACE UN LLAMADO A TODOS LOS HERMANOS DE ESTA FAMILIA DOMINICANA Y AL PUBLICO GENERAL, LA DONACION DE MEDICINA EN GENERAL PARA TODAS LOS EMFERMOS DE LA COMUNIDAD QUE TANTO LO NECESITAN Y A LA CAMPAÑA MEDICA DEL 07 DE NOVIEMBRE DEL PRESENTE AÑO.

DIOS Y NUESTRA MADRE LA VIRGEN MARÍA LES DARA SUS BENDICIONES POR GESTO HUMANITARIO. LAS MEDICINAS SE PUEDEN ENTREGAR EN LA SECRETARÍA DE LA PAAROQUIA