Trabajando al Servicio de Dios y el Prójimo

Trabajando al Servicio de Dios y el Prójimo
SIEMPRE A TUS PIES, MI SEÑOR DE LOS MILAGROS

jueves, 22 de julio de 2010

Principales precursores del Perú






DEFINICIÓN DE PRECURSORES.
Fueron todos aquellos personajes de amplia visión que con sus ideas o acción propugnaron la independencia del Perú; preparando así el terreno para posteriores realizaciones o acontecimientos.

1.1. Principales precursores del Perú

Los personajes de amplia visión y acción que lucharon por la independencia del Perú son:

Juan Pablo Viscardo y Guzmán
Manco Inca
Juan Santos Atahualpa
Francisco Miranda
Túpac Amaru II
José Manuel Ubalde
Francisco de Zela
Mateo Pumacahua
Mariano Melgar
Micaela Bastidas
Hablaremos de los principales:


Juan Pablo Viscardo y Guzmán


Pampacolca 1748 - Londres 1798

Sacerdote jesuita e intelectual. Ingresó a la orden jesuita en 1763. Abandonó el Perú en 1767 al ser expulsado junto a su orden. Se exilió en Italia, desde donde intentó apoyar a la causa separatista americana. Entabló relaciones con los ingleses para que éstos apoyasen la causa independentista, sin éxito. En 1792 escribió la Cartaa los españoles americanos con motivo de los tres siglos del descubrimiento de América, donde hizo un llamado a los criollos a independizarse de la metrópoli.

Representante peruano de la reacción de la intelectualidad criolla ante la dominación española. Se le considera precursor de la independencia americana. La forma correcta de su primer apellido parece ser Viscardo. N. en 1747 en Pampacolca (departamento de Arquipa), en el seno de una acomodada familiacriolla. A los 14 años de edad, en 1761, ingresa en el noviciado de la Compañía de Jesús, en Cuzco, y seis años después, habiendo recibido sólo las órdenes menores, tiene que salir de su país, al decretar Carlos III la expulsión de los jesuitas de los dominios españoles.

En compañía de su hermano José Anselmo, que cursaba estudios con él, se traslada a Massa Carrara, en Italia, y allí se seculariza. Eran malos momentos para la Compañía de Jesús, suprimida por Clemente XIV en 1773, y también para España en sus territorios americanos, donde la intelectuaIidad criolla comienza a dar síntomas alarmantes de inquietud regionalista. De este estado de cosas está enterado V ., que recibe noticias de sus compatriotas peruanos.

Las dificultades económicas de V. se agravan al no poder recibir la herencia paterna, a pesar de las gestiones ante las autoridades españolas. Tal vez este hecho influyera en su actitud con respecto al dominio español. También es de pensar que su forzoso exilio le llevara a la idea de buscar una patria; este sentido parecen tener sus palabras de «escoger una patria que me trate al menos con justicia y asegure la tranquilidad civil».

Cuando recibe noticias de la sublevación en Perú (1780-81) de Tupac Amaru (José Gabriel Condorcanqui), aparentemente motivada por abusos de los corregidores contra los indios, se pone en contacto con el cónsul inglés en Liorna para que recabe del Gobierno británico ayuda a los rebeldes. En 1782 marcha a Londres con su hermano José Anselmo en busca de apoyo gubernamental para sus planes de sublevación en Perú, pero no consigue nada. También fracasa en su gestión para regresar a su tierra natal.

En Londres se relaciona con otros jesuitas expulsados de los dominios españoles y portugueses, y allí vuelve en 1792, para residir protegido y pensionado por el Gobierno inglés, al tiempoque toma contacto con los americanos que, como él, solicitan en Londres la ayuda británica para la emancipación de la América española. Pero el Gobierno de Pitt estaba en aparentes buenas relaciones con España desde 1793, por la enemistad común contra Francia, que dura hasta 1796, y no quería comprometerse a una abierta cooperación con los gestores de una posible independencia. esta es la razón de que la Carta a los españoles americanos, escrita por V. en francés, no se publicara entonces, por impedirlo el primer ministro Pitt.

Al morir V. en Londres, en 1798, sus papeles y documentos pasan a Rufus King, plenipotenciario norte. americano en la capital británica, quien los entrega a Miranda, el cual publica en Londres Carta a los españoles americanos ( 1799), en su original francés, con falso pie de imprenta, en el que figura como lugar de ediciónla ciudad de Filadelfia. En 1801 se traduce la Carta al español y comienza a circular entre los conspiradores americanos. V. analiza en ella la conquista española con palabras tan duras como injustas, pues se olvida de sus indudables aspectos positivos.

La Carta tiene aceptación algunos años después entre los insurgentes, porque incita al levantamiento y plantea la diferencia entre los pueblos españoles de la Península y de América; hay quien la considera «la primera acta de la independencia o la primera proclama de la revolución, puesto que sintetiza, según opinión de Picón Salas, de modo perfecto, cuanto podía constituir entonces la dialéctica del hombre criollo en su lucha contra la monarquía española» (F. Morales Padrón, Historia de América, en Manualde Historia Universal, VI, Madrid 1962, 92).

Frente a los que opinan que poco pudo influir en la emancipación de la América española el ejemplo de los Estados Unidos de América del Norte con respecto a la corona británica, se olvidan que, ya en la mente de V ., la independencia norteamericana actuaba como idea impulsiva, según se desprende del siguiente texto suyo: «El valorcon que las colonias inglesas de la América han combatido por la libertad, de que ahora gozan gloriosamente, cubre de vergüenza nuestra indolencia.

Nosotros les hemos cedido la palma con que han coronado las primeras el Nuevo Mundo de una soberaníaindependiente. Agregado el empeño de las cortes de España y Francia en sostener la causa de los ingleses americanos. Aquel valor acusa nuestra insensibilidad, que es ahora el estímulo de nuestro honor provocado con ultrajes que han durado trescientos años».

En V .parece haberse inspirado el también peruano Manuel Vidaurre, que escribe en España su Plan del Perú, publicado en 1823. Al mismo tiempo que V., otro peruano, José Baquíjano (v.; 1751-1817), aboga por la independencia. En definitiva, la actitud de V. responde a ideología autonomista, que comparte la intelectualidad criolla.



Manco Inca


Manco Inca, hijo principal de Huayna Capac y de la colla Mama Runtu, entre aproximadamente 300 hermanos nació en el Cuzco posiblemente en el valle de Yucay por el año 1516.

Poco se conoce sobre su infancia, pero se sabe que creció al amparo de los amauta y junto a su hermano mayor Huáscar, en la ciudad imperial (Cuzco), fue instruido en historia más que en otra ciencia, fortaleciéndose físicamente subiendo a la carrera Sacsahuamán o batiéndose con amainas o huaracas.

Tenía aproximadamente 12 años cuando murió su padre Huayna Capac por el año 1528, bajo el padecimiento de la viruela, que dejaron los españoles durante su segunda expedición.

Cuando se llevó a cabo la violenta represión de los Hurín contra los Hanan, varios nobles lograron escapar de estas bárbaras medidas punitivas, entre ellos el mozo Manco Inca, quien contaba con aproximadamente quince años y siguiendo consejos de sus mayores se protegió en la espesura de las altas selvas del Cuzco.

Ya por el año 1532 o 1533 reaparece, decidido a recuperar el trono, es así que convencido en un inicio del apoyo de los castellanos, para vencer a sus enemigos, prosigue su avance al Cuzco aclamado por la gente, siendo reconocido Rey por los viracochas.

Tras las celebraciones fastuosas por el triunfo de la legítima dinastía cuzqueña, vio venir lentamente el desengaño, observando en los españoles una conducta aberrante (violaciones, robos, torturas, saqueos, humillaciones y asesinatos, del respeto pasaron los españoles al vejamen; y del cinismo a la burla, incluso él mismo tuvo que soportar varios ultrajes, estando dos veces preso y encadenado a cambiode pagar valiosos rescates por su libertad.

Esto hizo que en 1536 tomará la determinación de emprender la reconquista del Imperio Incaico y expulsar a los peninsulares castellanos, constituyéndose este valeroso inca en la pesadilla de los invasores por muchos años.

Murió asesinado en 1544 en Vitcus (hoy Machu Picchu, para algunos; para otros Huamanga o Vilcabamba), cuando tenía 24 años de edad.

Túpac Amaru


José Gabriel Condorcanquiera el descendiente de Túpac Amaru I, el último Inca de Vilcabamba, quien fuera ejecutado en la plaza de Cuzco en 1572 por orden del virrey del Perú, Toledo.

José Gabriel Túpac Amaru nació en Tinta, el 19 de marzo de 1738. Era el segundo hijo de Miguel Condorcanqui y de Rosa Noguera. A la muertede su hermano mayor es el único heredero de las posesiones de Surimana, Tungasuca y Pampamarca. Es educado por los Jesuitas en el colegio de San Francisco de Borja situado en Cuzco.

Tiene un poco más de 20 años cuando se casa con Bastidas Puyucahua. Él posee campos de coca en Carabaya, campos de maízen Tinta, minas, y es el propietario de 350 mulas.

En 1776, presenta una petición oficial para que los indios sean liberados del trabajoobligatorio en las minas. Frente a la negación de las autoridades de Lima, toma medidas más radicales. En 1780, se pone a la cabeza de la rebelión popular más importante de la historia del virreinato.

Los tributos excesivos, la "Mita" y los abusos de los Corregidores han sido las causas principales de la revuelta indiaque, en noviembre de 1780, estalló en el valle de Tinta. Durante esta rebelión, el Corregidor Arriaga fue hecho prisionero y ejecutado, por órdenes del jefe José Gabriel Condorcanqui, hijo de Miguel Condorcanqui y descendiente por parte de su madre de Túpac Amaru, el último soberano Inca, de quien adopta el nombre.

Aún si al comienzo el movimiento reconocía la autoridad de la corona de España, se transforma rápidamente en un movimiento independentista, luchando contra los abusos de los españoles.

Después de haber vencido una tropa de 1200 españoles en Sangarará, Túpac Amaru no se decide a marchar sobre Cuzco sino que regresa a su ciudad natal en Tungasuca. Desea negociar la paz, reconociendo que su objetivo no es la guerra contra los españoles sino terminar con los abusos de los Corregidores.

Eso le da tiempo a los españoles de organizar la resistencia y los rebeldes son vencidos una primera vez, el 8 de enero de 1781, por el ejército enviado por el virrey, y después entre el 5 y el 6 de abril en Tinta, por las tropas del Mariscal del Valle.

Perseguido por el general Ventura Landa en Tatanico, es tomado prisionero, juzgado, y el 18 de mayo de 1781, asiste al asesinato de toda su familia en la Plaza de Armas de Cuzco, así como de su esposa y consejera, Micaela Bastidas.

El juez Areche lo condena a morir descuartizado por cuatro caballos atados a sus cuatro miembros. Pero Túpac Amaru es un hombre robusto y sus verdugos no logran matarlo de esta manera. Se ordena entonces su decapitación.
Su cuerpo es cortado en pedazos, su cabeza puesta sobre una lanza que se exhibe en Cuzco y Tinta, sus brazos son enviados a Tungasuca y Carabaya, y sus piernas, a Livitaca y Santa Rosa.

A pesar de la ejecución de Túpac Amaru y su familia, los españoles no lograron apagar la rebelión que prosiguió bajo las órdenes de su medio hermano Diego Cristóbal Túpac Amaru, y que se extendió hacia el altiplano boliviano, la región de Jujuy y el noroeste de la Argentina.

El renombre de Túpac Amaru se hizo tal que los indios que se habían sublevado en la planicie de Casanare, en Nueva Granada, lo proclaman rey de América.

Siguiendo los pasos de sus predecesores que habían intentado encontrar una solución pacífica al conflicto, después de difíciles negociaciones, el nuevo jefe inca acepta bajar las armas en enero de 1782, con la promesa española de ser indulgente hacia los rebeldes y de hacer algo en cuanto a los problemas de los indios.

Las rebeliones criollas que siguieron tomaron la costumbre de invocar el nombre de Tupac Amarú a fin de obtener el apoyo de los indios.

Mateo Pumacahua


Nació en Cuzco, Perú y murió en Cuzco. Cacique de Chincheros, pueblo de la provincia y corregimiento de Calca y Lares en el departamento del Cusco.

Los servicios notables que prestó a la Corona fueron recompensados con la clase de coronel en la milicia.

Jefe indio que luchó por la causa de los patriotas desde Cuzco, Perú, hasta el noroeste argentino. Tomó parte en la revuelta de Tupac Amarú. En 1780 adhirió a los patriotas en la lucha por la independencia. En 1814 fue presidente de Cuzco. Organizó una fuerza revolucionaria que derrotó a los realistas en Picheuta, lo cual le dio la posesión de Arequipa (Perú) y luego fue vencido por el general Ramírez en territorio argentino, en Campos de Santa Rosa (Jujuy).

Fue capturado junto con sus veinte mil indios y ejecutado, al igual que los jefes, el 17 de marzo de 1815, poniendo punto final a la gran rebelión de Cuzco, que significó el esfuerzo más impresionante realizado por los peruanos nativos para conquistar su propia independencia.

El Congreso Constituyente del Perú declaró benemérito a Mateo Pumacahua y a otros patriotas. Fueron los primeros que con sus vidas procuraron la libertad e independencia del Perú.

Francisco de Zela


Nació el 24 de julio de 1786. Sus padres fueron don Alberto de Zela y Niera y doña Mercedes de Arizaga. Cuando murió su padre era simple aprendiz de ensayador y fundidor de las Cajas Reales de Tacna.

Por Real Cédula, otorgada por el virrey Gil de Taboada, y previo examen, fue nombrado para suceder en el puesto a su padre y en esa ocupación encabezó la revolución de 1811 en Tacna. Murió expatriado en el presidio de Chagres (Panamá) el 28 de Julio de 1821.

Mariano Melgar


Joven poeta arequipeño que se alistó en el Ejército de Pumacahua como auditor de guerra, cayendo derrotado en Umachiri. Ramírez lo mandó fusilar.

Melgar es el poeta de los "yaravíes". Su musa fue Silvia y sus versos son muy populares. Murió como un gran patriota.

II. DEFINICIÓN DE PRÓCERES
Fueron todos aquellos patriotas que colaboraron en la emancipación del Perú, del Reino Español.

2.1. Principales Próceres

Hipólito Unanue
Toribio Rodríguez de Mendoza
Bartolomé Herrera
Hablaremos de los Principales:

José Hipólito Unanue
Nacido en 1758, fue prócer de la independencia. Fue miembro de la "SociedadAmantes del País" y redactor de El MercurioPeruano. También fue fundador del Anfiteatro Anatómico y del Consejo de San Martín y de Bolívar. Fue ministro de Hacienda en el primer gobierno independiente. Murió en el año 1833.



Toribio Rodríguez de Mendoza
Natural de Chachapoyas. Abogado, examinador sinodal del arzobispado y catedrático de la Universidad Mayor de San Marcos en 1793.

Diputado del primer Congreso Peruano del año 1822, miembro de la sociedad patriótica y condecorado con la Orden del Sol. Falleció en el año 1825, cuando cumplía las funcionesde rector de la Universidad San Marcos.



Bartolomé Herrera
Lima 1808- Arequipa 1864) Obispo de Arequipa, hermano de Manuel José Herrera y Paula Vélez, n. el 24 de agosto de 1808.

Huérfano desde 1813, inicio su formación intelectual bajo la direcciónde su tío materno, Luis Vélez; ingreso al real convictorio de San Carlos (Febrero de 1823) y, en atencióna sus notorias y aptitudes, el rector, Manuel José Pedemonte, excito su vocación religiosa. Fue nombrado director de la biblioteca Nacional (1839) y obtuvo el curato de Lurín (1840). Fue entonces incorporado al Cabildo Arquidiocesano (1846) en calidadde canónigo, integro la comisión revisora de los libros que ingresaban a la Biblioteca Nacional, dirigida a la sazón por francisco de Paula Gonzáles Vigil; regento la cátedra de prima de teología en la U.M.de San Marcos; y elegido diputado

Por lima (1849), presidio las sesiones de su cámara. Asumio la dirección generadle instrucción (12-08-1851), creada por el presidente José Rufino Echenique; luego el ministerio de justicia e instrucción publica; y encargado del despacho de gobierno y RR.EE., suscribió la convención fluvial, en virtud de la cual reconoció brasila las naves peruanas el derecho de libre navegación el amazonas. Designado entonces obispo de arequipa fue consagrado en la iglesia de san pedro por el obispo de Trujillo, Francisco Orueta y Castrillon, tomo posesión de su sede el 6-Enero-1861, y en ella murió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario